miércoles, 30 de enero de 2013

Finales de enero y yo con estos roscones...

Roscón de chocolate aromatizado con licor de crema irlandesa

Sí, lo sé, soy lo peor, la mayoría 'a plan' o pensando ya en San Valentín, y yo traigo un roscón... Pero qué le vamos a hacer, soy así, me encanta llevar la contraria. A la mayoría le encanta el verano, yo lo odio con todas mis ganas; a la gente le encanta irse de vacaciones los meses de calor, yo prefiero hacerlo en octubre o noviembre cuando no te encuentras a nadie en los sitios; la gente está harta del invierno y del frío, y yo no quiero que acabe nunca... Y así con muchas cosas, jeje. Entre que estoy en 'modo perrete' y que mi ordenador está viejecín y le cuesta hacer dos cosas a la vez, se nos junta un poco todo, la verdad. Pero vamos, que creo que el roscón es algo tan rico que no tiene por qué disfrutarse solo en Navidad, ¿no creéis?

Por cierto, antes de que se me olvide, algún despistado que se pase por aquí habrá visto que la cabecera del blog ha cambiado y ahora hay una pequeña mini-yo, que me ha hecho mi chico con todo su amor y cariño. Espero que os guste, os la dejo aquí en grande. Desde aquí, mil gracias al creador :)

Mini-Ailatan :)

En fin, más vale tarde que nunca, así que ya que me reclamaban la receta en la página de Facebook, en la que podéis seguirme y ver un poco más de movimiento que por aquí; os voy a dejar con la receta de este pedazo de roscón de chocolate aromatizado con licor de crema irlandesa, más conocido como Baileys. No os podéis imaginar el olor que había por toda mi casa en el momento de hornearlos, rico, rico. Por supuesto, la receta original en la que me inspiré para hacer mi adaptación, la podéis encontrar en el magnífico blog de Cris de Kanela y Limón. La entrada de su roscón la tenéis aquí. Esta receta de roscón está hecha con panificadora, pero se puede hacer perfectamente a mano, con un poco más de trabajo por el amasado. Aunque parezca complicada, es fácil de hacer, solo hay que tener paciencia con los tiempos de fermentación de la masa. Y también, especial atención a la hora de hornear, no nos vayamos a pasar y nos quede una piedra en vez de un roscón :D


Roscón de chocolate aromatizado con licor de crema irlandesa

Roscón de chocolate aromatizado con licor de crema irlandesa

Tiempo de preparación: 90, más el tiempo de leudado/fermentación

Raciones: 16 raciones, según lo golosos que seáis

Ingredientes:
3 huevos
100 g de azúcar
1/2 cucharadita de canela
40 g de mantequilla derretida
25 g de levadura fresca
3 cucharadas de licor de crema irlandesa
4 g de sal
125 g de leche
40 g de cacao puro sin azúcar
450+25+25 g de harina de fuerza, total 500 g


Roscón de chocolate aromatizado con licor de crema irlandesa

Preparación:
Deshacer la levadura en la leche y reservar. Mezclar sin batir los huevos con el azúcar, la mantequilla, la crema irlandesa y la mezcla de leche y levadura. Volcar en la cubeta de la panificadora y reservar.

Mezclar 450 g de harina de fuerza con el cacao, la canela y la sal. Añadir esta mezcla a la cubeta de la panificadora, junto al resto de ingredientes.

Seleccionar el programa de amasado (en la panificadora del Lidl es el 7, que dura 15 minutos). Al terminar el primer amasado comprobar el estado de la masa. Si está demasiado pegajosa, añadir 25 g más de harina y volver a seleccionar el mismo programa de amasado. La masa tiene que quedar elástica y suave. Por lo que si tras este segundo amasado aún no tiene este aspecto, hay que añadir los otros 25 g de harina y amasar de nuevo.

Si no tenéis panificadora, el amasado se puede hacer a mano. Evidentemente no podemos estar 45 minutos amasando. Tan solo hay que colocar la mezcla de harina, cacao, canela y sal en forma de volcán sobre la mesa o en un bol amplio. El resto de los ingredientes líquidos se mezclarán igual y se irán añadiendo poco a poco hasta conseguir una mezcla homogénea. 

Una vez terminado de amasar, untar un bol grande y amplio con aceite y colocar dentro la masa. Darle la vuelta para que toda la masa esté untada de aceite. Tapar el bol con film de plástico y dejar leudar toda la noche a temperatura ambiente.

Al día siguiente por la mañana, o cuando la masa haya doblado su volumen, ésta habrá crecido bastante, así que, para que sea manejable, es recomendable dividirla en dos partes. Tenéis un paso a paso con fotos en la entrada del Roscón de reyes de chocolate de Kanela y Limón.

Con cada bola de masa se hará lo mismo, formar una bola llevando los bordes de la masa hacia el centro. Introducir los dedos en el centro para formar el agujero e ir estirando y girando, dejando el hueco central muy amplio, porque luego encoge durante la fermentación y el horneado. Terminar de dar forma al roscón y tapar con un paño hasta que doble de nuevo su volumen. Si no se dispone de mucho tiempo, se puede utilizar el truco de calentar el horno a 50º, apagarlo y meter la masa dentro, para reducir el tiempo de leudado.

Una vez esté listo, pintar con huevo batido para dar brillo a la masa y decorar al gusto. En este caso, como en mi casa no gusta la fruta confitada, etc. opté por decorar con azúcar humedecida con agua. Esta parte es totalmente a gusto del consumidor, así que, como más rabia os de.

Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo y hornear durante unos 20 minutos. Como cada horno es un mundo, hay que estar pendiente en esta parte para evitar que se queme, sobre todo porque al ser oscuro por el chocolate no se aprecia igual.

2 comentarios:

  1. El roscón estaba muy bueno. Ve pensando en hacer otro pronto.

    ResponderEliminar

Deja aquí tus comentarios y sugerencias ;)