martes, 28 de agosto de 2012

Esto es un no parar, ¡no puedo dejar de hacer pan!

Pan blanco "clásico"

Pues sí, no puedo dejar de hacer pan. Es que sale taaan ricos, taaan esponjoso, taaan... Que no duran nada!! Y además son tan fáciles de hacer con la panificadora... No manchas prácticamente nada y solo tienes que preocuparte de quitar las palas cuando termine de amasar y antes de que empiece a leudar o fermentar o a hornearse.

El del otro día, el primero que hice, era una prueba rápida para probar que la máquina funcionaba, por si había que cambiarla. Pero este lo hice con tiempo. Con tiempo para que reposase bien y fermentase lo necesario, por eso tarda tanto. Pero merece la pena la espera porque sale un pan riquísimo, con una miga apretadita pero esponjosa. Y si se guarda bien tapado, una vez que se haya enfriado, aguanta perfectamente de un día para otro. De hecho nosotros lo tomamos para comer, nos hicimos unas sabrosos sándwiches para cenar, hemos desayunado unas riquísimas tostadas con mantequilla y mermelada y con aceite y sal, lo hemos comido con unas chuletillas de cordero y esta noche aún nos quedaba para el bienmesabe. Y la miga seguía estupenda. Y aún queda para desayunar mañana de nuevo!! :)


jueves, 23 de agosto de 2012

Tomándome una cerveza fresquita mientras se enfría la ensalada de cangrejo

Ensalada de cangrejo

Pues sí, tomándome una cerveza fresquita estoy, mientras escribo esta entrada y espero que la ensalada para cenar se refresque un poco en la nevera. Aunque he estado tentada de meterme con ella a hacerla compañía, porque hace un calor insoportable. Y menos mal que parece que se ha levantado un poquito de aire y no es tórrido. A ver si esta noche conseguimos apagar el ventilador para dormir, porque las noches pasadas ha sido imposible... Al final vamos a gastar más que en calefacción!!

domingo, 19 de agosto de 2012

Probando mi nuevo juguetito: la panificadora del Lidl

Panificadora del Lidl (foto cortesía de mi hermano Javi)

Pues sí, otro trasto más. Pero la culpa la tiene mi madre, que me la ha regalado... Sí, es cierto que igual le he insistido un poco y he puesto cara de perrete tristón cuando la vi en la tienda... Pero es que mi madre es débil... Y yo me aprovecho! Jajaja!!

En fin, que aprovechando que la volvían a tener en el Lidl y que tenía que ir a comprar otras cosillas, nos la trajimos para casa en lo alto del carro, que íbamos sin coche. Es una caja bastante grandota, pero tampoco pesa demasiado. Y dentro, aparte de la panificadora, viene un libro de instrucciones, otro con recetas, la cubeta con las palas, un vaso medidor, una cuchara medidora y un gancho para sacar las palas.

jueves, 16 de agosto de 2012

Con estos calores, algo ligerito para cenar: un sándwich y una fruta

Sándwich de tortilla de pavo y queso con tomate

Soy un bicho raro, lo sé. No me gusta nada de nada el verano, igual que le pasaba a mi padre, el único que me comprendía en ese sentido. Es más, odio el verano... El calor me pone de muy mala leche, tanta que no me aguanto ni yo, jejeje... No duermo bien, no descanso, sudo con solo mover las pestañas... Y si utilizas el transporte público, como yo, tienes que aguantar los efluvios corporales de los que ni se lavan, ni se desodorizan... Pero bueno... La gente que me conoce sabe que los quiero igual que el resto del año, aunque de lejos, que de cerca dan calor... ;)

domingo, 12 de agosto de 2012

Primeros pasos en la blogosfera con una ensalada de pollo

Ensalada de pollo

Después de mucho tiempo y de mucha gente pidiéndolo, he terminado haciéndome un blog de cocina... Bueno, de cocina y de más cosas. Pero sí, principalmente de mis aventuras y desventuras en la cocina. Aunque publicaré alguna cosilla que no tenga que ver con la gastronomía, pero serán las menos. No soy ninguna experta, solo me gusta relajarme cocinando, trastear, investigar y aprender nuevas cosas, por lo que no esperéis nada técnico, ni montajes estupendos o bodegones extraordinarios, que me gustan; pero no tengo tiempo para ellos y tampoco me veo capacitada. Será todo de andar por casa, con fotos simples y sencillas y poca parafernalia. Con fotos hechas en su mayoría con la cámara del móvil, que tiene una óptica decente; y cuatro retoques para publicarlas. Con el tiempo iré aprendiendo, mejorando y puliendo detalles e imperfecciones, pero bueno... Con el tiempo :)